Si ya eres parte de la comunidad #winner y has probado alguno de los vinos sin alcohol de la gama Win es probable que tengas muy claro cuál de ellos vas a regalar este Día de la Madre. Quien dice regalar dice ofrecer a tus invitados si te toca celebrar en casa. Si todavía no has experimentado un brindis con Win te vamos a dar algunas pistas para acertar con los vinos sin alcohol más adecuados para homenajear a personas tan especiales como las madres.

Win tinto crianza; Win.0 Tinto frizzante; WIN.0 Blanco frizzante; Win blanco verdejo; Win espumoso… las referencias de vinos sin alcohol a nuestro alcance son variadas, así es que el secreto está en acercarnos a su ficha de cata para saber cuál es el nuestro, o, mejor dicho, cuál de ellos es el que encaja mejor con los gustos de esa madre a la que queremos sorprender.

Si hay una ventaja de regalar vino sin alcohol es que su presencia en cualquier celebración asegura que nadie, absolutamente nadie, tenga que renunciar a un brindis, un motivo de peso para darle una oportunidad, ¿no te parece? Además, mirar por la salud de nuestras madres también es uno de los mayores gestos de amor. El vino sin alcohol cuenta con muchas menos calorías que cualquier bebida alcohólica, mosto e incluso que un zumo e incorpora las propiedades antioxidantes y cardiosaludables del vino. Vamos a recordar a qué sabe cada Win sin alcohol:

WIN.0 Blanco frizzante: color amarillo pálido con tonos verdosos; aroma fresco, con un marcado tono herbáceo, propio de la variedad verdejo, anís, hinojo, monte bajo; toques frutales de manzana verde y cítricos. En boca destaca por su frescura, agradable y equilibrada, con una chispeante sensación carbónica.

Win.0 Tinto frizzante: color cardenal medio, con ribetes amoratados , limpio y brillante; aromas de fruta roja propio de la variedad tempranillo; recorrido agradable con importantes sensaciones frutales en boca.

Win Tinto crianza: limpio y brillante, color cardenal subido; olor franco y elegante con aromas a frutas rojas y persistencia de toques terciarios procedentes de la crianza del vino en barrica (torrefactos, regaliz). Equilibrado y aterciopelado en la fase gustativa.

Win Blanco espumoso: color amarillo pálido pajizo con ribete alimonado; herbáceos y anisados aromas de hinojo, propios de la variedad verdejo, entre nítidos toques de manzana verde y cítricos; agradable sensación carbónica en su fase gustativa.

Win Blanco verdejo: color amarillo pálido pajizo, límpido y brillante; aroma de manzana verde y tonos herbáceos propios de la variedad verdejo (anís, hinojo); agradable paso de media acidez que recuerda aromas cítricos en su fase gustativa

Toda la gama Win procede de uvas de la Ribera del Duero, de las variedades verdejo y tempranillo. ¿Ya tienes clara tu elección para celebrar el primer domingo de mayo? ¡Feliz #DíaDeLaMadre!