Que entre las pasiones de los #winners está la naturaleza y todo lo relacionado con su conservación no es ningún secreto. Por eso, para dar la bienvenida a la primavera 2019 vamos a inspirarnos en una actividad a nuestro alcance para disfrutar del medio natural en su plenitud: el ecoturismo.

La propuesta consiste en conocer los espacios naturales de España de una manera singular y respetuosa con el territorio. ¿Te apetece visitar aquellos lugares acreditados con la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS) amparada por la Comisión Europea? Pues prepara tu mochila, no olvides incluir en ella tu Win sin alcohol favorito para acompañar un relajante picnic al aire libre  y ¡vente con nosotros!

Vamos a centrarnos en dos áreas naturales en las que encontrarás empresas que desarrollan actividades turísticas comprometidas con la protección del medio ambiente: alojamientos, visitas guiadas, centros de visitantes… Se trata de algunos de los Parques Nacionales y Reservas de la Biosfera más valiosos de Europa debido a su incalculable patrimonio natural, por lo que confiamos en tu compromiso #winner de conservar los valores ecológicos y paisajísticos de cada destino.

 

Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia (Salamanca)   

En el magnífico entorno del Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, al sur de Salamanca, existen cuatro rutas que unen arte y naturaleza. La primera de ellas es el ‘Camino del Agua’, entre Mogarraz y Monforte. Un sendero en el que te encontrarás con seis sorprendentes obras escultóricas totalmente integradas con el entorno realizadas por artistas jóvenes que buscan nuevos lenguajes plásticos. El segundo recorrido, de aproximadamente ocho kilómetros y tres horas de duración, es el ‘Camino de las Raíces’ y transcurre por un bosque de robles y castaños y en él podrás admirar otras seis obras de arte. El tercer itinerario es el ‘Camino Asentadero-Bosque de los Espejos’, una ruta circular entre los municipios de San Martín del Castañar, Sequeros y Las Casas del Conde. Nueve kilómetros de caminata para mirar la naturaleza de otro modo, con puertas que se abren al campo, vidrieras o agujas que cosen el musgo para vestir las rocas. Sí, sí… estás leyendo bien. La cuarta opción es el ‘Camino de los Prodigios’, unos diez kilómetros entre los municipios de Miranda del Castañar y Villanueva del Conde. Una cama en medio del campo o piedras de colores que forman parte del entorno son sólo algunas de las sorpresas que encontrarás a tu paso.

 

Parque Nacional de Doñana (Huelva)

Nunca es tarde para dejarse seducir por los casi 3.000 kilómetros cuadrados del Parque Nacional de Doñana, en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. Desde una ligera ruta senderista para contemplar dunas, pinares, marismas o sus más de 30 kilómetros de playas vírgenes hasta coger los prismáticos para observar el comportamiento de animales autóctonos como el lince ibérico. Doñana es un paraíso de contrastes en el que los observatorios de aves permiten, por ejemplo, divisar una bandada de gaviotas sobrevolando la costa al atardecer. Un paseo en coche de caballos para recorrer la aldea de El Rocío y los diferentes ecosistemas del parque es otra de las opciones, además del paseo por el río Guadalquivir a bordo del buque Real Fernando, las proyecciones audiovisuales en los seis centros de visitantes o la posibilidad de organizar un picnic en alguno de merenderos.

 

Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa (Girona)

Una treintena de conos volcánicos, cráteres, bosques de hayas sobre ríos de lava y espectaculares barrancos entre las cumbres de los Pirineos y las playas de la Costa Brava. Así es el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, a poco más de 50 kilómetros de Girona y con multitud de pueblos integrados asombrosamente en un entorno abrupto. Un patrimonio geológico repleto de sendas, miradores, caminos, castillos, monumentos e iglesias para recorrer a pie, en bicicleta o a lomos de un caballo, una experiencia recomendada a todos los públicos. Para los más valientes, la opción de observar  desde un globo aerostático los volcanes Croscat y Montsacopa, en pleno casco urbano de Olot, la ermita de Sant Francesc, el pintoresco pueblo de Santa Pau, con sus calles medievales, o la maravillosa localidad de Castellfollit de la Roca. Toda una aventura para niños y mayores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información