Winner, el mes de junio está a la vuelta de la esquina, y si hay algo inseparable del calor ¡son los helados! La receta de este dulce milenario ha ido evolucionando con los años desarrollándose creaciones de todo tipo que, a priori, no esperamos encontrar en forma de crema helada: pescado, frutos secos, licores, platos elaborados… ¿Tú, winner, eres más del clásico vainilla-chocolate-fresa o te atreves con los helados de… sardinas?

Seas más o menos osado en cuanto a helados, aquí te traemos una opción que te satisfará seguro: frutas y vino sin alcohol.

 

Win Tinto Crianza y frambuesas

Nada como unir el sabor de un crianza a la dulzura de las frambuesas. Para este apetecible helado solo necesitarás tres ingredientes: vino, azúcar y frambuesas. ¡Facilísimo!

Pon 325 ml de Win Tinto Crianza, media taza de azúcar y dos tazas de frambuesa en una olla, y cocínalo durante diez minutos a fuego alto. Cuando hierva y se disuelva el azúcar, retíralo y déjalo enfriar. Recuerda que con Win.0 no tienes que esperar a que se evapore el alcohol del vino. ¡Es 0.0%!

Cuando esté fría la mezcla, lícuala para retirar las semillas de las frambuesas, vierte todo en un molde y congela. ¡Listo!

 

Win.0 Blanco Frizzante y cerezas

Una combinación ganadora, tanto por el sabor como por lo vistoso que resulta este helado.

Solo necesitarás un vaso de Win.0 Blanco Frizzante, 400 gr de cerezas, 250 de azúcar y lo mismo de nata para montar y ralladura de limón. ¿Preparado para empezar?

Deshuesa las cerezas y tritúralas. Ponlas junto al vino, el azúcar y la ralladura de limón en un cazo a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar. Mientras se enfría, montamos la nata y lo unimos todo.

Lo ponemos en un molde y ¡al congelador!

 

Win.0 Tinto y manzanas

Esta es una receta un poco diferente: haremos las manzanas al vino y las combinaremos con helado de vainilla. ¡Riquísimo!

Necesitarás 4 manzanas, 250 gr de azúcar, medio litro de Win.0 Tinto, canela en rama y helado de vainilla.

Empezamos poniendo en un cazo el vino con una rama de canela y lo cocemos durante diez minutos.

Mientras, cortamos las manzanas en dados y las cocemos en la mezcla anterior otros cinco minutos. Retiramos todo del fuego y dejamos enfriar.

Ponemos en un recipiente el helado de vainilla y añadimos la mezcla, removiendo todo bien. Otra opción es, a la hora de servir, colocar la bola de helado y bañarla con el líquido. ¡El resultado es sorprendente!

¿Con cuál de las tres recetas te quedas, winner?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información