Beber WIN siempre es una buena idea pero es que además es muy saludable gracias, entre otras cosas, a los polifenoles.

 

Todos hemos oído alguna vez hablar de los polifenoles y de lo buenos que son para nuestra salud, ¿pero qué tendrán que nos sientan tan bien? ¿Qué son exactamente?  A estas preguntas te respondemos en nuestro post de hoy. ¡Por fin descubriremos todos los beneficios que tienen (y por qué es tan bueno beber WIN)!

Empecemos por el principio, ¿qué son los polifenoles? Son unos compuestos bioactivos, es decir, unas sustancias que están presentes en algunos alimentos y bebidas, como es el caso de nuestros WIN 😉 Una de sus grandes virtudes es que los polifenoles son uno de los mayores antioxidantes que podemos encontrar en nuestra dieta, aportando una cantidad hasta 10 veces mayor que la de los alimentos ricos en vitamina C, otra de las grandes sustancias antioxidantes.

Además de esta característica, incluyendo polifenoles en nuestra dieta, ayudamos a prevenir enfermedades cardiovasculares y metabólicas como el sobrepeso y la obesidad. También reducen el riesgo de padecer diabetes y enfermedades de tipo neurodegenerativas. Otro beneficio que está comprobado es que una dieta rica en polifenoles disminuye el riesgo de padecer cáncer. Y aquí no acaban sus bondades: los polifenoles son también un potente antiinflamatorio natural.

¿Dónde podemos encontrarlos?

Muchos asociamos los polifenoles al vino y así es. Y WIN al ser un vino desalcoholizado mantiene estas propiedades por lo que… ¡está lleno de ellos! Además de en nuestros WIN, los polifenoles se pueden encontrar en frutas, verduras, legumbres, café, chocolate, tés, etc.

Siempre hay un buen motivo para beber una copa de WIN, pero si además estamos aportando beneficios a nuestro cuerpo y previniendo enfermedades, ¡no tenemos excusa para no hacerlo! Arriba esas copas llenas de polifenoles 😉