Ha costado más de la cuenta (al menos más que el año pasado), pero… ¡el verano ya está aquí! Sabemos que tumbarse al sol en la playa es una buena forma de pasar las vacaciones. Sin embargo, hay otros planes igual de apetecibles para aprovechar los días de descanso. ¿Qué tal disfrutar una temporada lejos del calor estival, acompañando esos días de relax con sabrosa gastronomía, buenos paisajes y, por supuesto, tu botella de Win? Es la bebida ideal para los viajes porque, al no tener alcohol, te permite beber todas las copas que quieras y conducir.

¡En estos tres rinconcitos de España tampoco te deshidratarás este verano! ¡Tienen una temperatura media inferior a los 20 grados los meses más calurosos del año! ¿Nos vamos?

 

Puebla de Lillo, León

Esta localidad, cercana a la estación invernal de San Isidro y situada en el Parque Regional de Picos de Europa, es un lugar fresco por excelencia. En este municipio medieval, además de necesitar un jersey por las noches, encontrarás el lugar perfecto para realizar actividades de montaña y disfrutar al máximo de la naturaleza. Muy cerca están también los lagos glaciares; el lago de Isoba es parada obligada.

Si visitas la zona a principios de agosto, encontrarás la Puebla de Lillo en fiestas en honor a su patrona, la Virgen de las Nieves. Este día muchos allegados regresan a sus lugares de origen para dar vida al pueblo en un día tan señalado en el calendario. En Puebla de Lillo, también.

 

Isaba, Navarra

El municipio de Isaba se encuentra en el valle del Roncal, a los pies de los Pirineos. Si buscas tranquilidad, este es el sitio perfecto: sus silenciosas y estrechas calles empedradas y sus rutas de senderismo son ideales para desconectar. También puedes visitar la estación de esquí El Ferial, abierta en verano: aunque no tenga nieve, siempre es acertado disfrutar de sus impresionantes vistas.

 

Cangas del Narcea, Asturias

En este frondoso -como todo El Principado- municipio asturiano se encuentra el montañoso Puerto de Leitariegos, perteneciente a la Reserva de la Biosfera del Valle de Laciana. Se trata de un tupido bosque milenario de hayas y robles, inalterado por la mano del hombre, y hábitat natural del urogallo y el oso.

¡Pero todo no va a ser pasear, winner! Si visitas Cangas del Narcea a mediados de julio vivirás las Fiestas del Carmen y la Magdalena. En honor a esta primera, se realiza la Descarga, el lanzamiento de miles de “voladores”, artículos de pirotecnia, que te dejarán con la boca abierta.

¿Con qué escapada fresquita te quedas tú, winner?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información