Las idas y venidas al chiringuito de la playa, las tapas de lunes a domingo, los helados a media tarde, los platos tradicionales de los lugares a los que viajaste, las siestas sin despertador, las veladas interminables y las festividades de los benditos pueblos …

El verano pasa factura en la báscula y la vuelta a la rutina exige retomar poco a poco la disciplina. ¿Apuntarse al gimnasio? Puede ser una opción, pero como en WIN siempre tratamos de ir más allá y buscar alternativas al alcance de tod@s, lo que te vamos a sugerir es  que, por el momento, te apuntes al #vinosinalcohol para que puedas seguir disfrutando de un buen brindis y de paso lo hagas con menos calorías.

Sí, según las estadísticas septiembre es temporada alta en los centros deportivos porque esos excesos cometidos durante las vacaciones pesan en las conciencias y… en muchas partes de nuestro cuerpo, también. El deporte indoor es muy recomendable pero la prisa por retomar la forma física nada más volver de vacaciones provoca tal overbooking que a veces preferiríamos escalar el Everest antes que meternos en el gimnasio.

Pues bien, es en este punto donde la filosofía #winner sale a la palestra –cual luchador griego al patio central del gimnasio- para impedirnos tirar la toalla en nuestro reto. Más allá de las cuestiones estéticas, reducir los kilos de más y alcanzar un buen estado físico es ante todo una cuestión de salud. Vamos por ello a meternos en materia y repasar algunos sencillos ejercicios para motivarnos en este curso que empieza.

 

Se hace camino al andar y… al brindar con Win

Andar es uno de los ejercicios más beneficiosos que existe si lo comparamos con el esfuerzo que requiere. Aunque no hay un número exacto de tiempo, pasos o kilómetros que se pueda aplicar a todas las personas y que nos asegure perder peso andando, los expertos y la Organización Mundial de la Salud hablan de un ideal que ronda los 10.000 pasos, unos ocho kilómetros diarios.

Es importante cuidar las formas al caminar. Un truco para lograr una postura correcta mientras caminamos es imaginar que llevamos unos pendientes largos que queremos que todo el mundo vea. Parece una broma pero sirve para evitar malas posturas de hombros caídos y lograr simetría en el torso. Un efecto que deberíamos aplicar también cuando estamos de pie y sentados.

Y si ya queremos ponernos sibaritas, atención al ‘nordic walking’ que viene de Finlandia. Hasta 600 calorías se pueden llegar a perder en 60 minutos de marcha a una media de 6 kilómetros por hora. A diferencia de la caminata tradicional, durante el ‘nordic walking’, que se practica con dos bastones, se usan músculos como los pectorales, los tríceps, los bíceps, los hombros, el cuello… Vamos, un ejercicio tan completo que al terminar disfrutas el doble tu copa de Win.

 

De #runner a #winner en pocos kilómetros

El fenómeno #runner producido en los últimos años ha tenido casi tanto alcance como el #winner. ¿Será porque los vinos sin alcohol de Win son perfectamente compatibles con  actividades deportivas exigentes como salir a correr? En cualquier caso, una importante recomendación para iniciarse en el running es hacerlo de manera progresiva. No vayamos a querer correr la Maratón de Nueva York tras un mes de entrenamiento.

Es importante comenzar con sesiones regulares y cortas con una intensidad baja. Esta es la manera de evitar sobrecargar el cuerpo, y que este aprenda a tomar un porcentaje alto de la energía que necesita para correr de las reservas de grasa. Así, una frecuencia de tres veces a la semana para luego aumentar a 4-5 veces es muy óptima. Importante también dormir bien, ya que tiene mucha influencia en los procesos metabólicos del cuerpo.

 

Siete ejercicios y un vino sin alcohol antes de salir de casa

¿Necesitas una opción que no te exija salir de casa? También lo tenemos. Con esta alternativa lo único que necesitas es constancia y diez minutos al día. Se trata de una tabla de 7 ejercicios (entre 1 y 2 minutos cada uno y 20 segundos de entre uno y otro para recuperar) para tonificar hasta el último músculo de tu cuerpo. Comienza con la plancha (mantén tu cuerpo en la posición recta para trabajar abdomen, músculos del brazo, espalda y músculos anteriores del muslo); a continuación un minuto de flexiones (colócate en la posición inicial de la plancha y toma impulso con los brazos manteniendo espalda, vientre y piernas en una línea recta); pasa a trabajar los muslos colocándote sobre manos y rodillas y estirando una pierna mientras elevas el brazo del lado opuesto.

Seguidamente vendrán las sentadillas y los abdominales (estira los brazos mientras levantas lentamente una de tus piernas) y para finalizar, trabaja el glúteo (coloca manos y pies en el suelo en posición de triángulo y levanta todo lo que puedas una de las piernas) y la cintura (rodillas flexionadas y espalda pegada a la pared mientras realizas giros de un lado al otro de la pared).

Cualquier actividad física deberíamos acompañarla de una alimentación sana y equilibrada para obtener más rápidos y mejores resultados. Una visita al médico de familia para obtener una dieta con el aporte calórico adecuado a nuestro cuerpo es lo mejor. Además, ahora que ya conoces Win sabes que una de sus muchas ventajas es que tiene un alto poder antioxidante gracias a los polifenoles que contiene además de contar con muchas menos calorías que cualquier bebida alcohólica, mosto e incluso que un zumo, ¿verdad? Pues eso, ¡ánimo con la #VueltaAlCole!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información