La capacidad de adaptarnos a todos los escenarios es muy de #winners y de nuestros vinos sin alcohol, que son cada vez más populares. Ya sea verano o invierno, cada estación tiene su ‘aquel’ y de nosotros depende saber aprovechar lo mejor de cada una de ellas. La bajada de las temperaturas ya ha propiciado tentadoras estampas invernales y hemos decidido sacarle el máximo partido a estas primeras nevadas. Porque es cierto que la nieve provoca algún que otro inconveniente pero también da mucho juego.

 

Cuanto más baja la cota de nieve menos distancia deberemos recorrer para disfrutar de una jornada de diversión ’blanca’ con amigos o en familia. Y es que una excursión al pueblo de montaña más cercano que tengamos seguro que nos da pie a llevar a cabo la primera ‘guerra de bolas’ de la temporada. ¿Cómo es posible que un juego aparentemente ‘tan simple’ pueda distraernos hasta el punto de perder la noción del tiempo? Puntería, estrategia, reflejos… ¡Todo un misterio al alcance de cualquiera!

 

Y bueno, siguiendo con los clásicos, que levante la mano quien no haya protagonizado alguna vez en su vida un “no tengo trineo pero sí un plástico”… Pues eso, que si ahora ir a la nieve requiere un montón de preparación y complementos, hubo otros tiempos en los que un sencillo trozo de plástico servía para provocar horas y horas de carcajadas. Deslizarse por una ladera nevada en trineo es una de esas actividades que, sin saber muy bien cómo, atrae a pequeños y mayores. Y como los paseos montaña arriba para dejarse ‘caer’ acabarán por agotarnos, qué mejor que saciar la sed con un generoso vaso de vino sin alcohol Win tinto frizzante, por ejemplo.

 

Lo cierto es que las excursiones a la nieve son apasionantes y extenuantes a partes iguales. Los aficionados al esquí lo saben muy bien, por eso después del ejercicio es importante reponer fuerzas con una buena comida en la misma estación o en los alrededores. Ya son muchas las estaciones de esquí españolas que están abiertas al público para poder disfrutar de estas primeras nieves, así que hay que tenerlo en cuenta porque nunca se sabe cómo vendrá la temporada y los días en los que será posible practicar el deporte de invierno por excelencia.

 

Recuerda que para una escapada de fin de semana a la montaña, la familia de vinos sin alcohol Win será una buena compañía, sobre todo si tenemos que coger el coche. Cero alcohol y escasas calorías para brindar y celebrar los logros en las pistas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información