Ya sabéis cómo somos los winners, en nuestro diccionario no cabe aquello de que alguien se quede sin celebrar. Y más aún si de lo que se trata es de brindar con vino sin alcohol por el amor… Se acerca San Valentín y es difícil escapar de la ola de romanticismo que se nos viene encima, querid@s, por eso hacemos un llamamiento a que festejéis también por todo lo alto el 13 de febrero, Día del Soltero.

La antesala del Día de los Enamorados gana cada año más popularidad. Si por San Valentín es casi obligado tener un detalle con la pareja, la encomienda del Día del Soltero son los ‘autorregalos’. Sí, tener un detalle con uno mismo, ya sea en forma de objeto material o de experiencia gastronómica, viaje, relax… Y es que, definitivamente, esta fecha está ganando peso en los calendarios de los cerca de 8,5 millones de personas, de entre 25 y 65 años, sin pareja que hay en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Emparejados o singles, febrero parece ser el mes para recordarnos aquello de querernos y, sobre todo, ¡quererse!

Pues como estamos seguros que, como dice la sabiduría popular, a nadie le amarga un dulce, vamos a ello. Aquí van unos postres creativos con los vinos sin alcohol de WIN que mejor combinan:

 

Muffins de fresas y chocolate con Win sin alcohol espumoso

Con menos grasas y azúcar que las magdalenas, los muffins pertenecen a ese tipo de repostería casera sencilla pero deliciosa. Si, además, le añadimos fruta natural a la receta y los disfrutamos junto a un Win sin alcohol espumoso, ¡mucho mejor!

 

Pastel de arroz, chocolate y nueces con Win tinto crianza

El pastel de arroz es una receta muy fácil de preparar y el resultado es un postre cremoso y jugoso, con un buen punto de chocolate y nueces que le da una textura especial. Para esta mezcla tan especial de sabores, te recomendamos un Win sin alcohol tinto crianza elaborado a partir de uvas de la variedad tempranillo y con crianza de 12 meses en barrica.

 

Tarta de galletas de canela con WIN blanco verdejo

De sencilla preparación a base de capas de galletas y crema, esta deliciosa tarta de canela, que no requiere el uso del horno, es ideal para coronar una celebración. Sencilla y exquisita, así de simple. El punto crujiente de las galletas se mezcla con la suavidad de la crema y el resultado es un festival de sabores ideal para maridar con un WIN blanco verdejo de aromas cítricos.

 

¡A quererse de cualquiera de las maneras, #winners!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información