Cada 19 de octubre el día se tiñe de rosa: es el color de la lucha contra el cáncer de mama. Los monumentos más importantes cambian su iluminación, las camisetas rosas son el pilar de muchas acciones y los lazos se prenden en las solapas. Todo es poco para dar visibilidad a la enfermedad y a la importancia de su diagnóstico prematuro.

Pero, ¿por qué se estableció este color como símbolo de la lucha contra el cáncer? ¿Cuándo se empezaron a usar los lazos?

A principios de los 90, usar lazos para visualizar causas como la lucha contra el sida era una tendencia en alza. Concretamente, el uso del listón rosado para el cáncer de mama es obra de tres mujeres: Charlotte Hayley, Evelyn Lauder y Alexandra Penney.

Charlotte Hayley, tras superar la enfermedad, emprendió una batalla personal: aumentar el presupuesto que el Gobierno estadounidense destinaba a la investigación del cáncer de mama.

Ella utilizaba lazos color melocotón que repartía junto a una tarjeta con la leyenda: “El presupuesto anual del Instituto Nacional para el Cáncer (de Estados Unidos) es de 1.800 millones de dólares y solo un cinco por ciento se destina a prevención del cáncer. Ayúdanos a despertar a nuestros legisladores y a Estados Unidos vistiendo este lazo”. Es entonces cuando entran en juego Alexandra Penney y Evelyn Lauder.

En 1989, a Evelyn Lauder, vicepresidenta de Estée Lauder, le diagnosticaron cáncer de mama. Cuando supo de la iniciativa de Hayley, años más tarde, le ofreció trabajar juntas, pero esta primera lo rechazó. Se unió entonces a Alexandra Penney, editora de la revista Self, publicación que sacó un especial sobre la prevención de la enfermedad en octubre de 1992. Además, ambas enviaron un lazo rosa a la Primera Dama, Hillary Clinton, lo que derivó en la conmemoración del 19 de octubre como el Día Nacional de la Mamografía.

Junto a su esposo, Lauder lanzó una campaña de concienciación que llevaba el nombre de la marca de cosmética. Fue solo el inicio de un sinfín de acciones más, como la iluminación rosa en monumentos ya mencionada.

En Win seguimos la estela que comenzaron estas Winners y nos unimos a su campaña de concienciación con nuestras botellas Win.0 Blanco y Tinto, de cuya venta se destina una parte a la investigación de esta enfermedad en colaboración con la AECC. Otras empresas de muy distinta índole, como Esdor Cosméticos, colaboran también con asociaciones que luchan contra el cáncer, como la Fundación Sandra Ibarra, a la que la empresa de cosmética dona 1 euro por cada unidad vendida de su Manteca Corporal Hidro-nutritiva, que luce un diseño especial romántico y femenino.

Nuestras botellas Win.o AECC también tienen un diseño especial, en el que está integrado el color rosado, con el blanco y el azul, colores que simbolizan la esperanza, la serenidad y el amor.

Todo es poco para dar visibilidad a la enfermedad y a las campeonas que cada día luchan contra ella. ¡Unidos podremos vencerla!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información