Que nos gusta una fiesta, ¡sí! Venga de donde venga la tradición, los #winners somos de ese tipo de personas que nos apuntamos a todas las celebraciones. En parte porque una de las muchas ventajas que tiene beber #vinosinalcohol es que podemos brindar todas las veces que haga falta sin efectos secundarios. Y, claro está que también lo vamos a hacer el próximo 31 de octubre por Halloween, la celebración más terrorífica del calendario. Atención a nuestra versión especial Hallo-Win, con planes cargados de miedo y diversión a partes iguales.

Ya sabes de sobra que la variada familia de vinos sin alcohol Win es apta para tod@s, así que la propuesta que viene a continuación también se adapta a todos los públicos, con el objetivo de que elijas la que o las que mejor se amoldan a tus circunstancias: single, en pareja, con amigos, con niños… Un abanico de opciones de decoración, repostería y caracterización que te puede ser útil tanto para acudir a esa fiesta de Halloween a la que te han invitado como para convertir tu propia casa en el escenario aterrador en la noche previa a la festividad de Todos los Santos.

 

Calabaza de #winner

Personalizar una calabaza para Halloween tiene esa dosis de reto que tanto nos gusta a los #winners. Además de hacerte con una calabaza de tamaño medio –el más recomendable si es tu primera vez- y de base lisa, necesitarás una cuchara, un rotulador, un cuchillo o cúter y una vela. Protege la superficie en la que vayas a hacerlo con papel de periódico. Corta una especie de tapa circular en la parte superior. Procede a vaciar la calabaza por completo, extrayendo  pulpa y las semillas, con una cuchara grande. Coge el rotulador y dibuja unos ojos y una nariz con forma triangular, y una boca con la forma de dos dientes. A continuación, procede a cortar por las líneas marcadas. Sólo queda colocar una vela en su interior –con las debidas precauciones- para iluminarla y darle un aspecto más terrorífico. ¡Ya puedes celebrar tu aprobado en manualidades con un Win tinto crianza sin alcohol! 

 

 

Dulces de ‘pánico’ con Win Espumoso

Existen multitud de dulces ‘temáticos’ con los que montar una gran merienda de Halloween o bien causar sensación en ese fiestón privado al que no sabías qué llevar. Vamos a centrarnos en alguno de dificultad relativamente fácil, porque tampoco es plan de sufrir en la cocina, ¿no? Los dedos de bruja dejarán con la boca abierta a pequeños y mayores y, además, es una buena receta para hacer en familia. Tamizar la harina (250gr.), el azúcar (50 gr.) y la sal en un bol. Mezclar con 125 gramos de mantequilla cortada en dados y la almendra molida (25 gr.). Añadir una cucharada de azúcar. Dejar enfriar la masa una hora en la nevera. Ya solo queda darle forma de dedos a la masa, hacer pequeños cortes para simular las falanges e incrustar una almendra en cada uno a modo de uña.

Antes de meter al horno durante 20 minutos (previamente precalentado a 200º) pintar con un poco de leche. Una vez horneados se puede utilizar mermelada de fresa o frambuesa para simular sangre. Para acompañar y contrarrestar el subidón de azúcar, nada mejor que una botella de Win Espumoso sin alcohol bajo en calorías.

 

 

 

Disfraces ‘last-minute’ y un Win Tinto Frizzante

¿Te has apuntado a última hora a una fiesta de disfraces de Halloween con tus amigos? El Joker de Batman es un buen recurso. Para ello necesitarás una americana violeta, un chaleco y una corbata verdes, aunque los colores pueden variar. Para el maquillaje necesitas pintura facial blanca y roja y un spray de color verde para el pelo. Los payasos asesinos también tienen buena acogida en una noche como esta. Con una peluca roja, maquillaje facial blanco y negro, ropa vieja ancha, zapatos grandes, guantes y nariz de goma roja ya lo tienes. Descorcha una botella de Win tinto frizzante y ¡a disfrutar!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información