Darle la mejor de las bienvenidas al mes de septiembre es poner a prueba nuestra actitud de ‘winners’. El verano ha dado para mucho y, además de descansar y exprimir al máximo los momentos de ocio, hemos cargado las pilas y, muy probablemente, hemos tenido instantes para soñar con nuevos proyectos mientras disfrutábamos de una copa de vino sin alcohol Win a la luz de la luna.

Es hora de compartir esos grandes propósitos con aquellos que apenas hemos visto durante las vacaciones. La temporada del reencuentro-postvacacional-balance-veraniego acaba de empezar, ¡es momento de coger fuerzas para el nuevo curso! Y está claro que si hay algo infalible para motivar al personal es una reunión gastronómica en torno a una buena mesa.

Cocinar para tus invitados es siempre una declaración de intenciones, de muy buenas intenciones. Pero, si lo que buscas son nuevas sensaciones, despertar gustos diferentes, alimentar la curiosidad de paladares exigentes… aquí va un consejo de auténtico foodie: ¡atrévete a maridar tus mejores recetas con vinos sin alcohol! Tómatelo en serio porque puede que estés ante el factor sorpresa ideal para incorporar a tu mesa, esa nueva inspiración que va a potenciar tu espíritu anfitrión y, al mismo tiempo, despertar expectación entre tus comensales.

Piensa que cada vez son más las personas que, bien sea por prescripción médica o  simplemente por convicción, optan por las bebidas sin alcohol. Por no mencionar la guerra generalizada contra las calorías y los excesos que surge especialmente a la vuelta de las vacaciones, para contrarrestar esos kilos ganados durante el periodo de descanso. Tienes todas las cartas a tu favor para que una gama de vinos sin alcohol de calidad como la de Win tenga una aceptación sin precedentes. A partir de aquí, que no te extrañe si empiezas a marcar tendencia entre tu círculo de amistades.

 

Vinos sin alcohol para todo tipo de platos

Una de las grandes ventajas de optar por Win es que tienes un tipo de vino sin alcohol ideal para cualquier plato que quieras preparar: entrantes fríos, entremeses calientes, carnes, pescados, pastas, postres… Esta marca piensa en todo y ¡en tod@s!

¿Que has decidido sorprender a tus invitados con un mix de shusi variado? Pues tienes varias opciones, pero la más recomendable pasa por maridar los makis, nigiris (quieres decir “en compañía” o y “demás variedad”) y con un blanco verdejo sin alcohol que a más de uno le va a alegrar el mes de septiembre.

 

Si tu viaje a Italia te ha marcado y no haces más que experimentar con la pasta te vamos a hacer una propuesta fácil y deliciosa. Pon a cocer unas orecchiette (pasta típica de la región de Puglia) o, si no la encuentras, puedes escoger penne rigate -macarrones, para entendernos- y haz un refrito de tomate natural y ajo. Añade unos mejillones al vapor (o de conserva al natural, si quieres ahorrar tiempo) y unas hojas de albahaca fresca. Junta con la pasta y espolvorea una buena dosis de queso rallado por encima. El refrán de “menos es más” puede aplicarse a la perfección a este sencillo plato. Ofrece un Win Tinto Crianza o un Win.0 tinto frizzante para acompañar, ambos encajan a la perfección.

 

Finalmente, reserva para esa estupenda tarta de limón que has preparado para el postre un Win espumoso sin alcohol y  ya nos contarás la reacción de tus invitados.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información