El estrés y el cansancio del día a día pueden hacer mella en nuestra salud, si no los sabemos gestionar correctamente. Desde dolores musculares hasta dificultad para conciliar el sueño, pasando por afecciones más graves relacionadas con los sistemas nervioso, respiratorio o digestivo.

¡Winner! Te traemos una serie de consejos para esos días en los que el estrés te impide mantener el ritmo normal.

 

Come y bebe bien

La alimentación saludable debe ser un pilar fundamental, sobre todo si tenemos una vida ajetreada. No podemos dejar que la falta de tiempo afecte a nuestra alimentación: toma fruta, proteínas, frutos secos y huye de los procesados. Si necesitas dulce, un poco de chocolate negro puede ser el aliado perfecto. Beber mucha agua e intentar sustituir el café por el té son otros dos buenos tics que debemos tener en cuenta.

También el vino nos ayudará a relajarnos. Esta bebida mejora nuestra circulación y reduce la presión arterial. Nuestra gama Win mantiene todas estas propiedades y, además, no contiene alcohol, por lo que es aún más beneficioso para nuestro organismo.

 

Distrae la mente

Hay actividades que nos pueden ayudar a distraer las preocupaciones diarias, al menos durante unas horas. Una de ellas es leer. Te recomendamos poner tu música relajante favorita, coger un buen libro e irte al lugar más cómodo de la casa y sumergirte en la lectura. ¡Con una copa de Win en la mano!

Si necesitas actividad física para despejar la mente, pero no tienes tiempo de ir al gimnasio, caminar es siempre una buena opción. Volver del trabajo a pie o tomarte media hora para andar por un parque soleado te ayudará a reactivar la circulación y a despejar la mente.

 

Haz ejercicios de relajación

Los músculos de la espalda y el cuello son los que más sufren por estrés. Es importante realizar ejercicios de estiramiento practicando deportes como el yoga o el pilates, en el gimnasio o en casa. Si eliges tu hogar, crea un ambiente agradable con música relajante y velas aromáticas, y estira los músculos durante unos minutos, tomándote tu tiempo para no dañarlos.

Estos son nuestros trucos para reducir el estrés. ¿Nos cuentas los tuyos?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información