Winner, ¿has participado alguna vez en una cata? Si nunca lo has hecho porque te parece una tarea complicada, ¡no te preocupes! Aquí te dejamos tres consejos que te convertirán en un auténtico sumiller. Vamos a poner como ejemplo una cata de nuestro Win Tinto Crianza. ¿Preparado, winner? Abre tu botella, prepara tu libreta y ¡disfruta!

 

Olfatea

En una cata hay que agudizar tres sentidos: el olfato, la vista y, por supuesto, el gusto. Te recomendamos empezar por el olfato ya que, una vez oxigenado el vino sin alcohol, puede variar su olor.

Acerca tu nariz a la copa (mejor si es de cristal con un tallo largo) y, sin agitar el vino sin alcohol, olfatea.

El primer olor que recibirás es el propio de la uva, un olor frutal.

Ahora, agita suavemente la copa, percibirás los olores secundarios. En el caso del Win Tinto Crianza, frutos rojos. Este es un olor derivado del proceso de fermentación, olores que persisten en nuestro Win a pesar de no tener alcohol. ¿Cómo lo conseguimos? Con el mejor método de elaboración de vino sin alcohol: un sistema conocido como Columna de Conos Rotatorios (mediante el cual se minimiza el riesgo de pérdida de componentes aromáticos en el vino y se extraen los aromas y el alcohol) y la “reconstitución organoléptica”, mediante la cual se devuelven los aromas al vino de partida.

Y no solo se mantienen los olores secundarios, también los terciarios, los procedentes de la crianza (en el caso del Win Tinto Crianza, 12 meses en barrica). Si vuelves a agitar tu copa, un poco más rápido que la vez anterior, notarás aromas de regaliz y torrefactos.

 

Observa

Sujetando la copa por el tallo para evitar que se caliente el vino, inclínala unos 45º grados sobre un fondo claro, por ejemplo un folio.

A través del color del vino sin alcohol conoceremos su edad. Si es cereza, es un vino joven, si es granate o anaranjado (teja) es un vino envejecido. En el caso de Win Tinto Crianza, su color es cardenal subido.

Escribe algo sobre tu folio y colócalo detrás de la copa inclinándola como antes. ¿Puedes leer lo que has escrito? Significa que el vino es de capa baja. Si te cuesta apreciar las palabras, es de capa alta. Nuestro Win es de capa media.

Para descubrir la densidad del vino (concentración de alcohol) hay que agitarlo lentamente: si las gotas (lágrimas) tardan en caer, es un vino con gran concentración de alcohol, denso. En el caso de nuestro Win Tinto Crianza, caerán rápidamente, ya que no tiene nada de alcohol.

 

Saborea

Ha llegado el momento: toma el primer sorbo de tu Win, uno pequeño para calibrar la saliva del paladar. Apreciarás el sabor en el segundo sorbito. Win Tinto Crianza es equilibrado y aterciopelado. Deberías notar los mismos aromas que en la fase olfativa. ¿Cuál es tu veredicto, winner?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información